Pladesemapesga denuncia que más de 60 especies marinas han desaparecido ya de las aguas frente al litoral gallego

Uno de los causantes son los sistemas productivos industriales de pesca en algunas zonas de Galicia que están destruyendo el hábitat del marisco y de los peces

La Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia (Pladesemapesga) ha advertido que las aguas contaminadas y afectadas por la acuicultura se quedarán sin recursos marinos si los responsables siguen permitiendo y usando técnicas destructivas de pesca al sistema industrial.

El uso de los sistemas alimenticios industriales de la acuicultura, ha afectado negativamente al lecho y medio ambiente marino provocando un agotamiento de los recursos y los peces en las zonas donde actúan.

El presidente de Pladesemapesga, Miguel Delgado, informa que la falta de vigilancia en los lugares de reproducción y cría y el uso de productos industriales de la acuicultura, antibióticos, etc., extermina bancos enteros de juveniles, esquilmando la población pesquera del litoral gallego.

Señala que el desembarco total anual nos da una muestra fidedigna del actual rendimiento máximo sostenible (RMS), que se ve muy mermado, reduciéndose de forma alarmante sin posibilidad de recuperación a corto plazo.

 

Actualmente la política instaurada, esta destruyendo ecosistemas marinos manglares, praderas marinas y arrecifes, desprotección de reservas, verdaderos santuarios para la reproducción y regeneración de la vida marina, peces, camarón y cangrejos, cefalópodos y todo tipo de marisco gallego, dice.

 

Delgado informa que la equivocada gestión o la falta de ella provocarán la total desaparición del sistema productivo artesanal de Galicia y la extinción de varias especies de peces y mariscos en favor de la acuicultura destructiva é industrial, provocando la desertización humana en nuestro litoral.

 

Este equipo de gestión en favor de la acuicultura, favorece la destrucción de los peces pequeños, marisco, etc., así como el lecho marino, añadiendo que podría haber provocado ya que más de 60 especies marinas hubieran desaparecido de las aguas frente al litoral gallego ya muy mermadas.

 

Miguel Delgado advierte que los caladeros de la costa gallega podrían quedarse sin la mayor parte del pescado en menos 20 años y sugiere e insta a que la Xunta de Galicia, gestione de forma más adecuada los recursos naturales, primando la pesca artesanal y la pesca productiva familiar de Galicia, permitiendo una convivencia pacífica y ordenada con la acuicultura, prohibiendo su asentamiento en zonas productivas de pesca y marisqueo y en las áreas críticas reduciendo su producción durante el periodo de desove tal como se hace en la mayor parte de los países desarrollados.

 

Desertización humana en la pesca de litoral.

 

Como consecuencia de ello Galicia ya perdió el 45 por ciento de las familias que viven de la pesca artesanal y marisqueo en tan solo cinco años, según un estudio de Pladesemapesga.

El estudio de la Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesqueiro de Galicia detecta que un número significativo de familias que viven de la pesca artesanal están desapareciendo de la actividad.

Pescadores y mariscadores fueron dejando la profesión a un ritmo y unas tasas alarmantes de un 10% nos últimos cinco años.

Los mariscadores y las gentes que se dedican a la pesca artesanal en el litoral de Galicia están desapareciendo de las costas a un ritmo alarmante, pero aun es más alarmante la falla de regeneración del sector y el desinterés de las nuevas generaciones y los mariscadores locales se suman al abandono del sector.

Un estudio de actividad realizada por la Plataforma en Defensa del sector Marítimo Pesquero de Galicia, detectó la pérdida nieta de en tan sólo cinco años desde 2006 hasta 2011, un promedio de algo menos del 10 por ciento, lo que ponen a cielo abierto un abandono de la actividad de más del 45 por ciento en cinco años.

El estudio del seguimiento solo en 2007, justo después del pico del boom inmobiliario en la franja costera de Galicia, encontró que el 30% por ciento de las gentes dedicadas a las actividades de la pesca costera abandonaron la actividad.

Las grandes superficies comerciales y la baja actividad de las lonjas de Galicia, el consumo de pescado y la caída de las capturas en algunos casos, junto a las importaciones paralelas dieron como partida lo cese de la actividad.

Este declive se le sumó la una serie de presiones fiscales, que junto a los recortes y la subida de los costes contribuyeron a la una caída en el número de pescadores y mariscadores en el litoral gallego.

En el conjunto, el estudio proporciona una instantánea del sector artesanal en Galicia, que se contrajo de forma alarmante sin posibilidad de recuperación a corto plazo ya que son golpeados por una serie de problemas propios, a lo que hay que sumar los pescados y mariscos importados a precios en los que el sector autóctono no pode competir, las restricciones de pesca más estrictas y el alto costo del combustible para los barcos de pesca, también se suman al deterioro de la actividad.

Pladesemapesga, siendo conocedor de esta problemática activó un comité de expertos designado por la asamblea de la Plataforma para estudiar la problemática del rápido deterioro de la actividad artesanal en la línea de costa de Galicia, dando cómo resultado un “bache” del que nos podemos recuperar si logramos los esfuerzos necesarios sin perdida de tiempo.

Pladesemapesga aboga por poner “freno”, creando un movimiento que de valor a la ” pesca local ” cobrando fuerza, y creando canales de distribución con los minoristas y restaurantes para que promocionen los beneficios del consumo de pescado y marisco de origen local en círculos más estrechos.

Este grupo de investigación de Pladesemapesga que aglutina a verdaderos especialistas esta dispuesto a ayudar a las organizaciones interesadas en la promoción del pescado y mariscos locales, poniendo nombre identificador ha cada uno a lo largo de los diferentes tramos de la costa de las Rías Altas y Rías Bajas.

Entre los consumidores de pescado el último estudio afirma que, más del 67 por ciento estaría dispuesto a favorecer el consumo de los productos locales, con todo, afirman no pararse por falta de identificación sobre las capturas expuestas lo que ponen al descubierto  los fallos en la identificación del producto.

Los resultados del estudio ayudaran a persuadir a los responsables de la Xunta de Galicia para aprobar una ley que permita a las familias del sector y a las empresas, tales como importadores, exportadores, marineros, pescadores, mariscadores, facilitando a través de impuestos locales sobre la producción en función del valor de las capturas como salida consensuada para el sector.

Más de la mitad de los encuestados eran conscientes de la necesidad en la rebaja de impuestos, utilizándola como ayuda la que los márgenes no sean tan ajustados.

El estudio deja también al descubierto que sería útil un proyecto de ley que exima a los barcos de la pesca artesanal de los impuestos sobre la propiedad y una bajada del rendimiento, sumándole una rebaja en los combustibles.

Las familias que trabajan en el sector hoy por hoy se convirtieron en héroes a la hora de sobrevivir de la pesca artesanal en Galicia.

Pladesemapesga, proponen al sector la apertura de las operaciones de venta directa al por menor y la adición de valor a los mariscos realizando auténticos servicios de procesamiento, como por ejemplo, desde los mariscos incluso los pasteles de marisco, es solo una de las muchas alternativas al sector.

Unos añadidos que atraerá el contacto para que los turistas busquen esos encuentros próximos con la vida marinera creando canales más íntimos y próximos que beneficien al sector.

Además de la caída en la actividad, el estudio de Pladesemapesga encontró otros puntos de interés para reflotar la actividad.

Por una parte, la materia prima con la baja actividad se recupera por sí sola sustancialmente, lo que provocará sin género de dudas el aumento de la actividad a medio plazo.

Y sí se consiguen precios acordes al producto autóctono los precios comenzaran a subir de nuevo, y a continuación, las previsiones harán más atractiva la actividad del sector propiciando la reactivación de la vida pescadora en el litoral de Galicia.

Elevada rentabilidad y valor añadido de la pesca fresca

Sustento o ingresos extras para un importante número de personas

Ayuda a fijar la población en las localidades costeras pequeñas

Genera un importante entramado económico a su alrededor (depuradoras, pescaderías, efectos navales, turismo, talleres, astilleros, especialistas en ordenación, gestión y regulación de la pesca, etc.)

En general se usan artes o técnicas de pesca/marisqueo respetuosas con el medio marino.

Arte, Horario, Esfuerzo. Explotación Marisquera de Recursos Específicos: Erizo, Percebe, Navaja, Algas, etc. Almejas, Berberecho, etc.

La mitad del empleo destruido en el sector pesquero en España en el quinquenio 2006-2011 esta en Galicia, según los datos del estudio hecho por Pladesemapesga, que destaca el impacto del cambio en el perfil sociodemográfico de las localidades costeras gallegas.

Según el estudio de la Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia, la pesca gallega perdió en esos cinco años un total de 3.575 puestos de trabajo, prácticamente la mitad de los 7.200 perdidos en el sector en toda España en ese espacio de tiempo.

Sí la pesca gallega perdió un 10% de sus ocupados entre lo 2006 y el 2011, la media general de todos los sectores en la comunidad ronda el 13%, siguiendo los datos de afiliación a la Seguridad Social del período.

La diferencia se explica por la gran dependencia de Galicia de la pesca artesanal y el marisqueo, la que más está sufriendo ese proceso. Sí en España el empleo en la bajura representa el 55 % del total, en Galicia suponen cerca del 45 %.

Pladesemapesga cree que la desintegración de la pesca tradicional, la que mejor garantiza la sostenibilidad de los recursos, está poniendo en peligro la conservación del Mar de Galicia y el asentamiento de la población en sus costas.

Los datos están ahí y son para asustarse, la flota artesanal se redujo un 45% desde 1995 mientras la capacidad de la flota industrial crecía un 70 %.

Una situación, que alerta de que la política pesquera que defiende la Unión Europea es responsable de la pérdida de más de 50.000 empleos en los últimos dos decenios, y que, de no cambiar, provocará la destrucción de otros 14.000, en un corto espacio de tiempo sin que se ponga “cerco” al problema.

La relación de Galicia con el mar y el aprovechamiento de sus recursos, está documentado desde el mesolítico (Vázquez Varela, JA, 1999) y de manera más profusa desde la romanización (Priegue Ferreira, Y, 1999).

En el S.XIII, por primera vez los pescadores se organizan en la producción, comercialización y administración de los recursos pesqueros de manera ejemplar a través de los Gremios de Mareantes.

Desde entonces, la actividad pesquera en las costas gallegas no cesó de desarrollarse y adaptarse a los cambios socioeconómicos, y que a día de hoy continúa en esa transformación.

Este enraizamiento en la historia modelo profundamente arraigado a la cultura pesquera incluso el punto de convertirla en uno de los rasgos identitarios de la Galicia del Siglo XXI a nivel Mundial como primera potencia del sector.

De los 2.750.000.000 habitantes, 1.500.000 viven en la costa (a nivel del mar), es decir, en poco más del 10% del territorio, distribuidos en ciudades como La Coruña, Vigo es villas como Malpica, Laxe, Muxía, Finisterre, Cene, Corcubión, Muros, Noya, La Guardia, Bayona, Cedeira, Foz… o en pequeños pueblos y aldeas lindantes con las villas de su litoral.

En total más de 80 poblaciones de diferente dimensión demográfica que tienen un estrecho vínculo cultural y económico con el mar pueden dar referencia al avispado lector.

La flota pesquera gallega constituye aproximadamente el 40% del Registro Total Bruto de la flota de todo el estado.

La mayor parte de las embarcaciones son de pequeño ponerte ya que el 80% tienen menos de 10 T.R.B. y el 92,5% no alcanzan las 75 T.R.B.

En términos de ocupación, la pesca en Galicia proporciona empleo directo a más de 41.600 pescadores y 9.200 mariscadores.

De estos 41.600 pescadores, 11.130 lo hacen en la pesca industrial y de altura y el resto en la plataforma gallega.

Por cada pescador trabajando en el mar se generan tres empleos en otras actividades que están relacionadas directa o indirectamente con el sector pesquero como la acuicultura (13.422 empleos), comercialización (6.630), industria conservera (18.000), industria de congelados (2.922), industrias y servicios relacionados (28.000)…. en total 119.874 personas que representan, el 12,2% del empleo total gallego.

Por lo tanto, globalmente, desde el punto de vista de los puestos de trabajo que genera, la importancia social del sector pesquero es incuestionable.

Pero esta importancia también la hace más vulnerable en situación de crisis de recursos o de mercado.

De hecho muchas comunidades pesqueras que dependen de esta actividad son especialmente sensibles a situaciones como la que Galicia está viviendo en estos momentos con los recortes y la profunda crisis económica.

Pensemos que en muchas poblaciones a actividad pesquera es el sector más fuerte en cuanto a la población activa que está empleada: Finisterre (47,2% ), Ribera (40%), Malpica (32,4%), Camariñas (27,9%)….

El problema se magnifica cuando los entornos en los que se sitúan la mayoría de estas comunidades no ofrecen otras alternativas de empleo, la actual responsable, Rosa Quintana es consciente de ello, por lo que las medidas en estudio serán profundas en beneficio del sector.

La flota que faena en el litoral gallego la componen 8.126 embarcaciones, la mayoría inferiores a 10 m de eslora, y proporcionan empleo a más de 27.000 pescadores a los que hay que sumarle 9.200 mariscadores.

Esta flota desarrolla su actividad en torno a los 1.300 Km. de costa, desde la zona intermareal incluso las 25 millas, sobre uno ecosistema costero que se caracteriza por su alta biodiversidad, variabilidad y complejidad espacial.

 

Por todo ello no podemos quedarnos de brazos cruzados y a merced de los acontecimientos, es el momento de afrontar con fuerza esa recuperación entre todos para que el sector vuelva a enarbolar la bandera de lo que fue la pesca en Galicia, enseñando al Mundo que por mucho que retroceda en épocas de crisis también puede recuperarse con fuerza todas las veces que fuesen necesarias, dejando al descubierto esos hombres de Mar, gallegos por naturaleza, envidiados y temidos por las flotas pesqueras de medio mundo.

 

 

Acerca de Vgomagazine

Revista Online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: