Archive | enero 20, 2014

El Grupo Popular afirma que gracias a la enmienda del PP se podrá practicar fútbol 11 tras la reforma del campo de la ETEA

  • El gobierno municipal aceptó la alegación del Partido Popular, para cambiar el proyecto del plan de inversiones, que incluía un terreno de juego para fútbol 7.
  • “Es muy importante para Teis; de hecho vecinos y colectivos de la zona habían reivindicado que la reconstrucción del campo de la antigua escuela de la Armada tuviese esas dimensiones”, asegura el concejal del Partido Popular, Miguel Fidalgo.

 

Vigo, 20 de enero  de 2014.-  El terreno de juego de la ETEA se reformará para que se pueda practicar fútbol 11. Así se desprende de la aceptación esta mañana, por parte del gobierno municipal, de la enmienda presentada por el Grupo Popular al plan de inversiones, que se debatirá el próximo jueves en un pleno extraordinario.

El concejal del PP, Miguel Fidalgo, mostró su satisfacción por esta incorporación al expediente: “Gracias a la alegación del Partido Popular, Teis podrá contar con esta instalación, que era demandada, desde hace tiempo, por los vecinos y colectivos deportivos de la zona”.

Pese a lo declarado por el alcalde, en el plan de inversiones municipal propuesto por el gobierno vigués, con cargo al superávit del año 2012, se contempla la reforma de ese terreno de juego, pero para la práctica de fútbol 7. La enmienda del Partido Popular consistía en que se reconstruyese el campo, que ahora está impracticable, pero con dimensiones para fútbol 11. Esta medida da solución a las peticiones vecinales y al mismo tiempo sirve para que también practique fútbol 7, “como se hace en todos los terrenos de juego en los que se ha colocado hierba sintética”, apostilló Miguel Fidalgo.

El proyecto para la reforma del campo de fútbol de la ETEA se incluye en el plan de inversiones municipal, que tiene un presupuesto de 5,9 millones de euros y que se financiará con cargo al superávit obtenido por el Concello en el año 2012.

A XUNTA E A UNIVERSIDADE DE VIGO PRORROGAN O CONVENIO DE COOPERACIÓN PARA QUE 41 ALUMNOS E ALUMNAS DA FACULTADE DE CIENCIAS XURÍDICAS REALICEN PRÁCTICAS NA ADMINISTRACIÓN

  • x_MG_1429
  • A delegada territorial da Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, deu hoxe a benvida aos alumnos e alumnas que realizarán as súas prácticas formativas en 8 servizos do departamento territorial da Consellería de Traballo e Benestar.
  • O obxectivo é facilitar a súa preparación para o exercizo profesional do estudantado en áreas operativas da empresa relacionadas coa súa formación universitaria e as posibles saídas profesionais.

Vigo, 20 de xaneiro de 2014.- A delegada territorial da Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, deu esta mañá a benvida aos primeiros alumnos e alumnas dos graos de Relacións Laborais e Recursos Humáns e do grao de Dereito da Facultade de Ciencias Xurídicas e do Traballo da Universidade de Vigo que hoxe comezan as súas prácticas na Administración autonómica.

Esta colaboración entre Xunta e Universidade fíxose efectiva o ano pasado co convenio de cooperación educativa rubricado entre a Consellería de Traballo e Benestar e a Universidade co obxectivo de que os alumnos e alumnas da facultade poidan realizar prácticas académicas externas.

 

Coma explicou Bravo Bosch, o convenio foi prorrogado coma xa se contemplaba no primeiro documento firmado e, deste xeito, durante o curso académico 2013-2014, se ofertan un total de 41 prazas para alumnos e alumnas de ambos graos -20 de Relacións Laborais e 21 de Dereito- en 8 servizos do departamento territorial da Consellería de Traballo e Benestar do edificio administrativo da Xunta en Vigo co fin último de que adquiran experiencia e formación nos principais asuntos que xestiona cada servizo.

 

As prácticas formativas desenvólvense por períodos bimensuais (xaneiro-febreiro/marzo-abril) e o horario destas procura en todos os casos adaptarse aos horarios lectivos do alumnado e da Delegación Territorial da Xunta. Hoxe mesmo comezaron un total de 17 alumnos e alumnas da primeira quenda de formación.

 

No período de realización das prácticas, os estudantes universitarios poden acadar unha visión e coñecemento básico das principais funcións do traballo administrativo e de xestión no eido das competencias da Consellería de Traballo e Benestar en materias tan diversas como as xurídico-administrativas, xestión de persoal, xestión económica e orzamentaria, subvencións, prestacións, dereito de familia e menores, regulación de emprego ou dependencia, entre outras.

 

O obxecto do convenio é articular a colaboración da Consellería que dirixe Beatriz Mato coa Universidade de Vigo na realización de prácticas académicas externas do seu alumnado, e sempre coa finalidade de facilitar a preparación para o exercizo profesional do estudantado en áreas operativas da empresa relacionadas coa súa formación universitaria e as posibles saídas profesionais relacionadas cos seus estudos cursados na Universidade de Vigo. En definitiva, trátase de participar na promoción do desenvolvemento profesional e acceso ao mercado laboral das futuras persoas tituladas universitarias.

(1) (3) (11) Fotos Manuel Carballo

´Si me dan la custodia podré buscar a mis niños en Japón, no sé si están vivos o muertos´

El padre de los menores asiste solo a la vista y reclama un régimen de visitas para ambos progenitores – “No he podido recoger sus cosas, no me dejan las llaves del piso”

17.04.2013 | 07:45

Jacobo Rodríguez, en el centro, con sus padres a la salida del juzgado.

U. FOCES – VIGO El vigués Jacobo Rodríguez Roque compareció en solitario ayer al juicio de medidas de separación de su expareja y custodia de los dos hijos de ambos. La mujer, de origen japonés, y que había promovido la demanda, huyó con los menores a su país hace casi dos meses. La vista se celebró en el juzgado de Familia número 5 de Vigo y el padre de los niños solicitó su custodia y medidas de visita para ambos progenitores.

“Ella promovió el juicio porque quería la custodia de los niños. Hoy no ha comparecido, aunque si el abogado de oficio que solicitó, y he pedido yo la custodia. Si me la dan, podré iniciar oficialmente la búsqueda de los pequeños en Japón. A día de hoy y desde hace casi dos meses no se nada de ellos, ni si están vivos o muertos. Confío en que con una sentencia favorable la Policía española pueda pedir ayuda internacional para comprobar si se encuentran bien. Mis hijos están en paradero desconocido, sustraídos por su madre y Japón no ha firmado el convenio de La Haya sobre secuestro de menores, aunque parece que lo hará pronto”, explica al concluir la vista Jacobo Rodríguez.

Aún en el caso de que la juez no le otorgue a él la custodia, este padre vigués salía satisfecho del juicio. “Habrá unas medidas que regularán mis visitas y las de la madre, y si es necesario estoy dispuesto a irme a vivir a Japón para estar con mis hijos. No voy a renunciar a ellos, ni a ejercer como padre. Una sentencia en España me permitirá reclamar mis derechos en Japón”, afirma rotundo.

“No saber de mis hijos es muy doloroso”, asegura Jacobo, al que su mujer ha borrado todas sus cuentas en las redes sociales, al igual que su familia nipona. Pero este vigués no está solo. Sus padres estaban ayer a su lado y declararon en el juicio. “No entiendo como nos puede tener así, sin saber de los niños. Yo los he criado. Llevaba a la piscina al mayor, jugaba con ellos y a ella nunca le hice ni un feo. Cuando ella estuvo dos meses el pasado verano en Japón nos quedamos con los niños, y antes de irse a trabajar mi hijo los ponía delante de la pantalla del ordenador para que ella los viera por skipe todos los días. ¿No puede hacerlo con nosotros ahora?”, llora la abuela.

“Si mi hijo va buscar a los niños a Japón, me voy con él. Me quedan pocos años, estoy operada del corazón y quiero verlos. Los he criado”, repite. En sentido similar se pronuncia el padre de Jacobo, también con los ojos llenos de lágrimas. “No entiendo que alguien pueda hacer esto. ¿Quién me asegura que mis nietos siguen vivos con todas las cosas que han pasado, como los niños de Córdoba o marta del Castillo?”, lamenta.

Jacobo confía que una vez establecidas las medidas judiciales de custodia, se le permita acceder al piso de alquiler en el que residía su expareja en Vigo y recoger las pertenencias de sus hijos. “Nadie paga el alquiler, alguien entregó las llaves a la inmobiliaria, pero aunque se las he pedido todavía no me las han facilitado”, lamenta.