Nueva temporada de conciertos de «CON LA VENIA», todos los Jueves en ISLAND CLUB

Comienza un nuevo año y el grupo «Con la Venia» retoma sus conciertos de todos los Jueves  en la sala ISLAND CLUB en Plaza de la Estrella, VIGO, a partir delas 23:59 con acceso libre.
conlavenia_island
1 – Erase una vez…
–>Un relato de Manolo A. Vilches, guitarrista.
En aquellos tiempos, yo iba a clases de Inglés con un amigo y dos amigas; una de estas últimas, un día dejó caer, como si tal cosa, que su amado cónyuge y sin embargo, esposo, se reunía una vez a la semana con unos amigos a tocar en un pub de Vigo llamado ‘Luada’. Ese día era el martes.
El martes siguiente, este servidor de ustedes, sin encomendarse a Dios ni al diablo, cogió una guitarra y se presentó en el mencionado pub alrededor de las 10 p.m. Entré como Perico por su casa (un servidor es bastante taciturno y un poco anacoreta y no había pisado nunca aquel local, pero tampoco me asusta lo desconocido) y mis oidos comenzaron a percibir melodiosos ecos emanados de diversos instrumentos de viento y metal procedentes de un rincón al fondo… Allí estaban, dale que dale a ‘Begin the beguine’. Dije ‘Hola. Me llamo Manolo y vengo a tocar con vosotros, si no tenéis inconveniente’. Y como no lo tuvieron (o quizás no les di tiempo a que lo tuvieran, porque inmediatamente me senté y comencé a aporrear la guitarra), me quedé.
Debía ser 1984…(George Orwell estaba totalmente equivocado).
En aquella etapa la banda (aún nadie se atrevía a llamarla ‘orquesta’) estaba compuesta por José Araujo (clarinete), Carlos Borrás (clarinete), José.M. Fonseca (saxo), Juan Pérez (batería), Joaquín Gómez (guitarra), Xulio Taboada (saxo), Xaquín (guitarra) y un servidor (guitarra acústica que tuve que cambiar por una eléctrica con su correspondiente amplificador para hacerme sentir en medio de aquel amasijo de corcheas impelidas por pares de pulmones debidamente nicotinizados).
Arropados por una nutrida cohorte de fans, colegas (en el auténtico sentido de la palabra) y noctámbulos de distinto pelaje, dábamos nuestro concierto- ensayo semanal hasta que las Fuerzas del Orden Público, enviadas por el entonces alcalde Soto y requeridas por un vecino madrugador, comenzaron a aguarnos sistemática y despiadadamente nuestra inocente diversión.
Tuvimos que cambiar de local.
La estación anterior al ‘Luada’ había sido otro pub, el ‘Cerne’, que vio nacer por gemación espontánea la banda antes descrita, si bien había dos miembros más, Miniño (contrabajo) y Matías Movilla (guitarra), que abandonaron el barco al iniciar su nueva singladura.
La travesía, trás el ‘Luada’, recaló en el ‘Gepetto’, un local situado trás la Plaza de Abastos del Berbés. Allí no sólo estábamos expuestos al ‘092’ y los molestos vecinos, sino a borrachos, yonquis y animalia variada. Pero no cejamos en nuestro empeño semanal de enriquecer la atmósfera con sones más agradables que las bocinas de los automóviles y las promesas de los políticos. En este período se produjo la incorporación de Alberto de Sousa (bajo eléctrico) y Joaquín se compró un saxo, pasando a engrosar las filas de los metales, mientras el guitarrista Xaquín abandonaba la formación por incompetencia… con otras de sus actividades.
Pero persistió el acoso policial y tuvimos que hacer las maletas otra vez.
La siguiente plaza sitiada y (¡cómo no!) rendida fue el ‘Xentes’ en la calle Areal (frente a la Alameda “pobre”), el lugar más agradable del mundo para encontrarse con los amigos, hablar de cualquier cosa y encarar el resto de la semana con renovados bríos.
Aquí se estableció la formación definitiva (hasta ahora) con las anexiones de Chano Criado (bajo eléctrico), Javier A.Blázquez (trombón) y Javier G. Rodríguez (percusión y guitarra). Ocasionalmente nos visitaba y tocaba el saxo Peláez, mientras a la batería lo hacía Tato Garrido, felizmente incorporado como fijo a nuestra plantilla.
Todo fue bien, incluso nos electrificamos, puesto que con un escote bien llevado (a todos los miembros de la orquesta nos gustan mucho los escotes…) compramos unos micros y un equipo completo de amplificación, con lo que el ‘empaque’ sonoro alcanzó cotas difícilmente imaginables hasta aquella fecha.
Bueno, como decía, todo fue bien, hasta que dejó de ir bien, como tantas y tantas otras cosas en esta vida. Resultó que en el primer piso del inmueble (el ‘Xentes’ ocupaba una planta baja) vivía un individuo a quien no le gustaba nuestro repertorio, por lo que ideó un sistema (un ‘hidrosistema’, podría añadir uno de los detectives Fernández, de ‘Tintin’) disuasor, que consistía en que a los 10 minutos de iniciado el espectáculo sonoro-festivo, comenzaba a caer en el interior del pub una pertinaz lluvia que procedía, sorprendentemente, del techo. El espectáculo era francamente inaudito y hasta cierto punto, enternecedor; contemplar el incesante gotear (o chorrear, si se quiere ser más preciso) sobre el público asistente, mientras sus copas y vasos de alcohólico contenido disminuían drásticamente su graduación; todo éllo mientras sonaba la melodía de ‘Singing in the rain’, que atacábamos con desafiante entereza.
Si algún lector se muestra interesado en saber cómo funcionaba el ‘hidrosistema-disuasor-de-orquestas-que-tocan-en-el-pub-de-abajo’, que me envíe un ‘e-mail’ y se lo cuento.
Se tomaron medidas: el público entraba en el local con los paraguas abiertos, no se desprendían de sus gabardinas e impermeables y se extendieron una especie de sábanas de plexiglás a modo de falso techo para contener el aluvión artificial, pero nuestras horas estaban contadas en aquel local y nuevamente…emigramos.
La nueva migración hacia otras tierras se produjo el verano del 95.
Nuestra nao atracó (observen la doble intencionalidad del vocablo elegido)en la discoteca ‘TQM’ de la calle Marqués de Valladares, acogidos por Daniel Calá, donde continuamos en la actualidad con nuestros particulares ‘viajes astrales’ todos los miércoles, entre las 11 de la noche y la 1.30 de la mañana del jueves.
Si alguna vez le pilla un miércoles en Vigo y no sabe dónde ir por la noche…
Firmado:
Manolo, el guitarrista del fondo a la izquierda, al lado de Juan el batería.
Este texto se redactó en 1.997.
Desde entonces, además de perder un poco de pelo y ganar unos kilos,
han sucedido unas cuantas cosas:
– Dejamos de tocar los miércoles y pasamos a hacerlo los jueves.
– Salimos del «TQM» y tocamos durante unos meses en «El Parque» del Areal (frente a la Comandancia de Marina) de donde nos echaron muy diplomáticamente alegando que iban a hacer ‘reformas’.
– De allí nos trasladamos al «Joker» (antiguo «Charango») en Carral, donde estuvimos una temporada hasta que los gestores del local nos dijeron que querían dar un ‘aire nuevo’ al local y que nuestro espectáculo musical no se adaptaba a dicho estilo (nosotros siempre hemos tenido bastantes aires, para dar y tomar, tanto nuevo como menos nuevo, pero, en fin…).
– Estuvimos un tiempo en el dique seco hasta que nos trasladamos al «Oh Vigo!», en García Barbón, local magníficamente regentado por Quico, prototipo de self-made-man, acogedor, emprendedor y cualquier otro vocablo que termine en …dor. Eso fue en Agosto de 2.001.
– En Enero de 2.005 cambiamos de nuevo de local y nos asentamos en el «Manteca Jazz Club» de Carral (ex “Charango”, ex “Joker”, ex “Nashville”), acogidos por Gonzalo Villar y sonorizados por Justo Pérez, donde se nos puede encontrar todos los jueves de 11.30 a 1 y pico.
**************************************************************************************************************
Este texto se redactó en 2.005.
Ahora es Marzo de 2008…
Algunos de nosotros hemos sido convenientemente restaurados en quirófano de dolencias varias y actualmente estamos al 150% de nuestras habilidades psico-físicas.
Alberto no está físicamente con nosotros desde Mayo de 2004.
Joaquín está recuperándose de un pequeño desajuste de su magnífica carrocería.
Seguimos tocando los jueves en el ‘Manteca Jazz’ donde se nos han unido Serafín al piano y Oscar (becario) a la percusión.
Afortunadamente seguimos contando con el calor, las sonrisas y la complicidad del público masculino y, sobre todo, femenino, que nos acompaña semana a semana y nos ayuda a liberar maravillosos microgramos de endorfinas.
De vez en cuando, Fernando Franco, en su parcela del ‘FARO DE VIGO’ nos dedica unas letras siempre agradables y cariñosas, aunque no puede ocultar su especial devoción por Fonseca, que no sólo no envidiamos (bueno, un poco sí), sino que compartimos.
*******************************************************************************************
Actualización 01.Junio. 2015
El 18 de Octubre de 2008 actuamos por última vez en el “Manteca”, por derribo que aún está pendiente a fecha de hoy.
Al mes siguiente, Noviembre 2008, debutamos en “Oh La Lá”, tras la iglesia de Santiago de Vigo, hasta el 4 de Noviembre de 2009.
El 17 de Noviembre de 2009 comenzamos a tocar en el nuevo local de Gonzalo y Justo, “XancaraJazz”, en la callecita, callejuela o callejón de Isabel II.
El 14 de Mayo de 2015 la actuación fue interrumpida por intervención de la Policía Local. Gonzalo tuvo que dejar de programar actuaciones musicales.

About Vgomagazine

Revista Online.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: