“GEA”: UN VIAJE A LA ESENCIA DE LA NATURALEZA

La Fábrica publica Gea, de Pío Cabanillas, un espectacular volumen que invita a redefinir nuestra manera de observar la naturaleza, atendiendo a los múltiples detalles que conforman su significado y belleza únicas    

El libro presenta 120 fotografías divididas en tres capítulos, Estructura, Forma y Textura, que han sido tomadas en algunos de los escenarios naturales más impactantes de los cinco continentes 

La mirada fotográfica del autor complementa las perspectivas y horizontes más majestuosos arrastrando nuestra atención hacia particularidades que pudieran pasar desapercibidas en un primer momento.   

Su búsqueda de la belleza en el detalle, a través de encuadres cada vez más cerrados, hace imposible con frecuencia la identificación de las localizaciones. Pero de lo que se trata es de aflorar la riqueza oculta, de regodearse en los matices y descubrir lo extraordinario, las más sutiles señas de identidad de nuestro entorno. La situación o el lugar donde se encuentran los espacios fotografiados no constituyen la esencia de la naturaleza, sino las formas y texturas de todo lo que nos rodea

“El simple contacto del hombre con la naturaleza, esta influencia del gran ambiente, o del aire libre, como dicen otras lenguas con más bella expresión, ejercen un poder tranquilo, endulzan el dolor y calman las pasiones cuando el alma se siente íntimamente agitada” Esta cita del naturalista alemán Alejandro de Humboldt, pertenece a la que es quizás su obra más importante, Cosmos, cuyo prólogo se reproduce en las primeras páginas de Gea, último libro publicado por La Fábrica.

Pio Cabanillas (Madrid, 1958), autor de esta obra, rinde en Gea, un homenaje a la naturaleza, a su esencia, a los matices que la definen con mayor profundidad que las meras  representaciones efectistas de los grandes escenarios naturales del mundo.

El título del libro deriva de la mitología griega, donde Gea es la divinidad primigenia, la madre Tierra, nacida de Caos y que engendró por sí misma a Urano (El Cielo) que, junto con Ponto (El mar) le rodea.

“La naturaleza es un pintor meticuloso y tímido”, señala Pio Cabanillas. “Se presenta a primera vista, grandiosa, sobrecogedora, pero escondiendo al mismo tiempo su ser, mezcla de capricho, azar, arte y sutileza. Hay que ir a buscarla, no dejarse deslumbrar por su magnitud, le cuesta mostrarse”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: